Buscar

Martes, viernes, 13, 17...

La triscaidecafobia, es un miedo irracional hacia el número 13. Me resultan curiosas este tipo de fobias; no soy supersticiosa, no creo en los horóscopos, no me interesan esas ideas preconcebidas de gatos negros o escaleras, pero me encanta el 13, no es mi número favorito, pero me parece un número maltratado donde los haya, quizá por eso me cae mejor que... el 4 o el 7?

Por su parte la trezidavomartiofobia es una fobia hacía hoy, hacía el martes 13. Hoy es día de mala suerte para España, Grecia y América Latina, y ¿por qué? Yo creo que por llevar la contraria, por sentirnos diferentes, si el resto del mundo ha decidido que sea el viernes 13, pues nosotros decidimos que sea el martes. Claro que puestos a ser originales deberíamos hacer como los italianos que usan el viernes 17; es más propongo cambiar la fecha y que sea un jueves por ejemplo, que es un día bastante más fastidioso, porque ya llevas toda la semana encima y todavía falta el viernes para llegar al finde (claro que deberíamos decidir que no sea posible estigmatizar un jueves si es el comienzo de un puente)

La teoría del viernes sajón cuentan que es porque un viernes 13, el rey Felipe IV de Francia capturó a un grupo de Caballeros Templarios para que fuesen juzgados por la Inquisición bajo la acusación de herejía (hay otra teoría que habla sobre el poder económico de la sociedad y que fue el verdadero motivo del rey para deshacerse de ellos y al mismo tiempo ganar los favores de Clemente V).

Pero para el martes es más difícil encontrar una teoría, remontándose también a la Edad Media, dicen que fue el día que cayó Constantinopla, y que cuando la flota de apoyo se enteró de que había caído recibieron por respuesta al cuándo: "el martes". Esta teoría está bien si no fuese porque Constantinopla cayó el martes 29 de mayo de 1453, ¿por qué entonces martes 13 y no martes 29? Hay quien dice que el martes, es un mal día por estar dedicado al planeta Marte, conocido en la época como "el pequeño maléfico" por su color rojizo, que representaba la destrucción y la sangre (No en vano Marte ya era para los romanos el dios de la guerra), pero si hacemos caso a esta teoría todos los martes deberían portar mala suerte. La última teoría dice que un martes 13 se produjo la confusión de Babel, y de ser así más que un día trágico podríamos considerarlo afortunado; por tener más oportunidades de expresarnos, por tener ese misterio, porque el idioma desarrolla la cultura, y porque esforzarse en aprender el de otro nos hace acercarnos a esa persona y crecer.

Respecto a el motivo de los italianos, para mi es un misterio, si alguno lo sabe que lo diga. Se la teoría del 17 pero no la del viernes.

Por otro lado quiero decir que el viernes es un día estupendo, el quinto de la semana (sí! mi número favorito es el 5, pero ya contaré otro día las curiosidades sobre el número). Es el día de Venus, la diosa de la belleza y el amor (¿será por eso que sigo esperando a que llegue un viernes decente a mi vida?)

Claro que esto con los días de la semana, porque si pasamos al campo numérico creo que al 13 le están haciendo Bulling, seguramente si los números fueran a la escuela (como en esas canciones de guardería), el 13 sería el insultado, el marginado, el raro... así que claro, luego se quejarán de que sea un número IMPRESCINDIBLE; porque si buscamos cosas sobre el 13 nos cuentan toda clase de supersticiones: dicen que en la última cena había 13 personas (claro, lo hicieron en plan íntimo y nadie servía), cuentan que el 13º de esa cena murió (luego representa la muerte), según los vikingos en el panteón nórdico el dios número 13 era Loki. Los egipcios consideraban que la 13ª fase del ciclo de la vida era la muerte (aunque si no recuerdo mal para ellos era una vida mejor). En el tarot la número 13 también representa la muerte (aunque otros creen que es el cambio)...

Tal es la obsesión por el número 13 que cosas normales y habituales desprecian al número: el calendario gregoriano y musulmán siempre tienen 12 meses en el año, para no usar el lunisolar anterior que podía tener 13, y para ello tienen que forzar a que los meses tengan distinto número de días e incluso que febrero no alcance a los demás y tenga que sumar uno más cada cuatro años. En muchos edificios se utiliza el 12A en lugar de numerar la planta 13; muchas compañías aéreas de prestigio pasan de la fila 12 a la 14. Renault no ha numerado nunca un coche con ese número (a pesar de haber pasado por el resto de números desde el Renault 3 al 25), en USA nunca ha existido un caza denominado F-13; CorelDraw numeró su versión bajo el número X3 mezclando la numeración romana para evitar que los supersticiosos no la compraran; Microsoft hizo lo mismo pasando de la versión Office 12 a la 14, y Winzip no sacó su actualización 13 sino que pasó directamente a la 14. Muchas ciudades que numeran sus calles evitan el número; Hay quien asegura que la próxima ampliación de línea del metro de Madrid, que debería ser la 13, será numerada como línea 14...

(Detalle de un ascensor en Shangahi, además del 13 se le ha eliminado el 4 y el 14, que en otras culturas también tienen mala fama)

Y luego están los triscaidecafóbicos famosos, desde el mismo Hitler, por el que el caza disegnado tras el He112 fue llamado He100. Hay cantantes que no editan discos con ese número de pista, y si tiene más la omiten o la graban con segundos de silencio, algunos deportistas obligan a no usar ese número en su camiseta, y algunos que tienen ese número de victorias prefieren decir 12+1

Admito que existen coincidencias, pero muchas veces porque las rebuscamos demasiado (y si no ver la película "El número 23"), a mi esa teoría del Apollo 13 como "prueba definitiva de mala suerte" no me sirve, de hecho dudo que la NASA esperase a las 13:13 para lanzarlo, y claro que el complejo número 39 es 3 veces 13 (pero esto es por la grandiosidad de los números primos!!!!). Y luego hay casos como el del compositor Schoenberg (que padecía de triscaidecafobia), que irónicamente nació y murió en 13 con 76 años (para los de la teoría de la conspiración del 13: 7+6=13)

Por suerte otros consideran igual de válido el número, y la ciudad de Sacramento tiene un cruce de unión entre la calle 13 y la avenida 13.

Y es que el número 13 es maravilloso, es un número primo que forma parte de la secuencia de Fibonacci, y por tanto está presente en la formación de la naturaleza y en nuestra vida. Y es que la Luna da 13 vueltas completas a la Tierra cada año; la distancia de traslación de la Tierra en su órbita semanal tiene 13 veces el tamaño del sol; cada estación cuenta con 13 semanas. A parte de ser un número mágico para los mayas, los Shaolin y los Pitagóricos... (pero esto de números mágicos son igualmente supersticiones absurdas)

Al fin y cabo la suerte no creo que dependa de un número, ni de un día, ni siquiera se si existe o no. Por si acaso no os creáis mucho esas cosas, quién sabe quizá ese viernes del que hablaba antes os llegue un martes 13 :)





2 comentarios:

Gloria

Vaya palabrejas Nymai, ¿dónde las encuentras? jejejejej. Saludos

Gloria

Arreglé lo de poder publicar yo solita jajajajaja

Publicar un comentario